domingo, 2 de marzo de 2008

¿Y por qué este título?


Cuenta una antigua leyenda que, en todo el año, existe una sola noche mágica, una noche en que hasta lo habitualmente inerte cobra vida, y las mismísimas piedras se animan a abandonar el lugar donde el azar o los elementos las depositaron para convertirse en seres capaces de desplazarse, pensar... y sentir. Consideradlo por unos momentos... ¿no debe ser maravilloso una noche en que las leyes del frío mundo en que vivimos dejan de existir como tales, y lo hasta entonces imposible comienza a acercarse peligrosa y deliciosamente, no sólo a lo posible, sino también a lo probable?
¿Una noche en que los sueños caminan por su propio pie y las duendes te susurran al oído secretos que nadie conoce? ¿Qué pasaría si todas las noches fueran como la Noche de las Piedras...merece la pena intentarlo, no?

4 comentarios:

Veneris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Illystil dijo...

Menudo susto me he llevado esta mañana...

¿¿Cómo es que has cerrado el blog???

brujita dijo...

No te he dicho que ya había logrado entrar en el blog para darte la sorpresa, aunque me parece que la más sorprendida he sido yo...has creado un precioso espacio para la imaginación y la creatividad, así que ¡ánimo y palante! No importa si actualizas mucho o poco, o si tienes más o menos comentarios. La cuestión es que, si creemos y pensamos en la Magia, el mundo será mejor en todos los sentidos. Y ¿existe algo más mágico que las palabras?

Todas las noches pueden ser La noche de las piedras, pero hay que atreverse a vivirlas.

Rosa Roja y ¿eres real?SI CLARO dijo...

Duendes susurrantes, hadas cargadas de deseos, brujas en sus escobas....intentemoslo....

PERO HA DE SER CON MUCHO EMBRUJO Y ESPECIAL MAGIA....